Una advertencia sobre las técnicas de manos jun...

Una advertencia sobre las técnicas de manos juntas con linterna / revolver

Una advertencia sobre las técnicas de manos juntas con linterna / revolver

 


Una advertencia sobre las técnicas de manos juntas con linterna / revolver

Ala activar una linterna en una situación de luz baja existe un impulso casi irresistible – que se intensifica bajo condiciones de tensión – de moverse hacia la parte mas brillante del rayo de modo que este brilla sobre el punto percibido de peligro o hacia el rostro de un posible agresor. Pero en todas las técnicas de anos juntas, debido a que las manos del usuario están entrelazadas o presionadas una sobre la otra, al desviar el rayo también se desvía el cañón del revolver.

A pocos metros de distancia incluso un moderado ajuste del rayo de la linterna puede hacer que un objetivo perfecto se convierta en un fallo rotundo. Es peligroso apartar los ojos del atacante para volver a alinear el revolver, pues ello podría desviar nuevamente del objetivo el punto brillante central de la linterna, iniciando otra vez el proceso.

Por este motivo, es indispensable ser consciente de este fenómeno y entrenarse en consecuencia. Existen dos maneras para simplificar este entrenamiento:

  1. – Al dirigir las manos aseguradas de la linterna y del arma hacia un objetivo potencial o al extenderlas durante una inspección, recuerde que la mano que tiene el arma es la mano maestra. Es la guía, y la mano de la linterna “la sigue”, por decirlo así.
  2. Piense en la idea según la cual lo que se ve es lo que hay. Es decir, esté preparado para disparar hacia cualquier parte del rayo que esté en el objetivo. No se acostumbre a tratar de lograr una vista destacada del objetivo cada vez encienda la linterna; en lugar de ello, ponga atención hacia donde apunta el revolver. En situaciones en las que un instante podría significar la diferencia entre la vida y la muerte, la alineación del revolver es lo más importante.